Quiénes somos

El proyecto

Entre marzo de 2015 y enero de 2017 estuvimos recogiendo las ideas, propuestas y sueños que chilenos y chilenas querían ver en una nueva Carta Fundamental, a través de las plataformas ciudadanas #tuconstitucion.cl y #nuestraconstitucion.cl, en el contexto del debate constitucional que surgía.

Aprovechando las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías para canalizar la participación, se propuso al país una aventura inédita que buscó ser un puente entre ciudadanos y generar una discusión pública y abierta sobre los principales temas que debe abordar una nueva Carta Magna.

El objetivo fue contribuir al diálogo, a través de la diversidad de miradas de quienes ingresaran a la plataforma y dejaran sus opiniones y reflexiones, como parte de un ejercicio colaborativo que ayudara a pensar y diseñar el marco de reglas para el país que queremos.

Hoy, a cuatro años de esa experiencia, asoma con nitidez la desconfianza hacia las instituciones como uno de los problemas centrales del sistema democrático. Existe una demanda de simetría, de fin de la desigualdad y de los abusos y una brecha en las relaciones de la ciudadanía con las instituciones de la democracia y que están afectando todos los ámbitos de la vida social, económica y política del país.

Es por ello, que nuestra contribución con esta iniciativa busca identificar las brechas de confianza que existen desde las personas hacia las instituciones públicas, a través de una plataforma colaborativa que facilite a la ciudadanía un espacio digital de educación, información, interacción, debate y deliberación con relación a los asuntos principales que debe considerar la nueva Constitución de Chile en el marco de la discusión de reglas que fijará la Convención Constitucional.

Aprovecharemos los insumos obtenidos desde #tuconstitucion y #nuestraconstitucion, relevando el ejercicio realizado y actualizando la metodología del “Tú” y el “Nosotros” propuesto en esa ocasión, esta vez resignificando la participación individual a través de un escaño digital ciudadano, primero, y luego, promoviendo una conversación de las comunidades a través de cabildos de confianza digitales y presenciales. Junto a ello, habilitaremos un espacio educativo y de formación ciudadana que es el telón de fondo que nos da el marco de la conversación cívica y constitucional que el país está sosteniendo en este proceso.

La Cámara Chilena de la Construcción formará parte de la iniciativa que impulsamos, comprometida a colaborar para que la nueva carta fundamental sea producto del respeto, el diálogo, la tolerancia, la colaboración y la construcción de grandes acuerdos para Chile.


Quiénes somos

Cámara Chilena de la Construcción

La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) es una asociación gremial con presencia en todo el territorio nacional y cuyo objetivo prioritario es mejorar la calidad de vida de las personas, comprometida con el desarrollo sostenible de la industria de la construcción. Para ello, impulsa entre sus socios la adopción de las mejores prácticas de la industria a nivel mundial, desarrolla múltiples iniciativas en favor de los trabajadores del sector y sus familias, y promueve permanentemente el diálogo entre los distintos actores sociales como base para la generación de confianza y la construcción de acuerdos que aporten al bien común.

Fundación Democracia y Desarrollo

Promovemos la participación ciudadana como una vía para construir una sociedad más justa y profundizar la democracia. De ese modo, abrimos espacios de información, opinión y discusión sobre temas de interés público, contribuyendo al debate sobre el Chile que viene. Así también promovemos la reflexión en torno a los valores democráticos, con especial énfasis en jóvenes y grupos sub-representados, explorando, aprendiendo y difundiendo las posibilidades que las tecnologías digitales ofrecen al desarrollo de la democracia y la participación ciudadana.

La visión del proyecto

La Constitución de la Confianza es una herramienta principal de participación digital para la construcción colaborativa de contenidos constitucionales, que busca contribuir a reducir la brecha de confianza que existe con las instituciones de la democracia.

La misión del proyecto

Desarrollar una plataforma de participación a través de las nuevas tecnologías, con la finalidad de facilitar a la ciudadanía el acceso a un espacio digital de educación, información, interacción, debate y conversación con relación a los asuntos principales que debe considerar la nueva Constitución del país en el marco de la Convención Constitucional y de la crisis de confianza con las instituciones de la democracia.

La imagen objetivo

La Constitución de la Confianza ofrece a Chile un sistema de colaboración digital para abordar las brechas de confianza ciudadana hacia las instituciones públicas, promoviendo la participación de las personas en el proceso constituyente del país a través de recursos de información, educación, interacción y diálogo social, que sirvan de consulta e incidencia para que sea considerado por quienes integren la Convención Constitucional y constituya un insumo para la deliberación ciudadana.

Los objetivos del proyecto

Proveer información pedagógica, cívica e histórica para la deliberación ciudadana a través de una plataforma de participación digital que acompañe el proceso de conversación nacional y la propia consulta de quienes integren la Convención Constitucional;

Promover instancias de información sobre el proceso constituyente, los contenidos principales a ser debatidos y el marco institucional en el cual se desarrolla;

Habilitar un sistema de interacción y debate a través de la generación de un “escaño digital” para la ciudadanía, propiciando metodologías interactivas que faciliten la participación, atendiendo las temáticas de mayor interés y opinión en torno a un futuro texto constitucional, y abordando las brechas de confianza con las instituciones;

Desarrollar, a través de cartillas digitales, un método de Cabildos de Confianza que permitan a las personas deliberar sobre los requisitos de confianza en las instituciones a través de valores, principios o propuestas;

Procesar la información que resulte a partir de la sistematización de contenidos que ingresen a la plataforma, y disponer de datos en línea para consulta permanente de la ciudadanía y de quienes integren la Convención Constitucional.

Las etapas consideradas en el proyecto

El proyecto considera dos etapas.

Una primera orientada a la formación cívica y constitucional con contenidos pedagógicos y didácticos, a la que se incorporara una dimensión de interacción a través de un escaño digital ciudadano, a partir del cual las personas podrán indicar –por medio de recursos interactivos- los aspectos que les parecen más relevantes en el debate y cuáles son aquellos principios y asuntos que deben ser abordados en la arquitectura de las instituciones de la democracia para reducir la brecha de confianza existente.

La segunda, en tanto, busca promover una conversación de comunidades por medio de la realización de Cabildos de Confianza, donde las personas -a través de una metodología de diálogo social- puedan intercambiar puntos de vista y deliberar sobre las tendencias principales que han surgido desde los aportes ciudadanos que la ciudadanía ha compartido a través de su escaño digital.

El conjunto de los insumos obtenidos, en un proceso activo y dinámico, serán puestos a disposición de las mujeres y hombres que integren la Convención Constitucional, para su consideración, análisis y eventual incorporación.




qué-es-una-constitución(3)

Compartir